form

En todos los encuentros franciscanos, ya sea una reunión informal de los hermanos, o en una reunión mensual de fraternidad local o en un capítulo, aparece inevitablemente el tema de la formación. La atención dada a este aspecto en la vida franciscana demuestra el importante papel que tiene en todos los niveles de la vida de los hermanos, y en la vida de la fraternidad de la Orden.

El desafío de la formación en la Orden Franciscana Seglar es el de animar a los hermanos a entrar en un largo camino formativo, que los lleve a encarnar el carisma y encontrar su vida y su significado en su relación con Dios.

La formación del hermano es un camino de toda la vida tanto personal como de la fraternidad en el descubrimiento de Cristo pobre, humilde y crucificado, de acuerdo con las características y circunstancias del tiempo presente.

En la formación de los hermanos es preciso tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El hermano es llamado por el Señor, esto quiere decir que viene a la fraternidad bajo la acción del Espíritu Santo.
  • Su formación tiene que entenderse como un proceso dinámico que debe favorecer su crecimiento integral.
  • Cada hermano es el protagonista principal de su propia formación, por lo tanto debe interiorizar y asumir responsablemente los valores de la vida humana, cristiana y franciscana.
  • La formación parte de la conversión continua para seguir a Cristo con fidelidad y de acuerdo con el espíritu de san Francisco.
  • La formación se realiza en el ámbito personal, de la fraternidad y del mundo real; éstos son los espacios donde cada uno está llamado a experimentar la gracia, renovar su mente y su corazón y desarrollar su vocación evangélica.

El itinerario de formación en el caso de la fraternidad Colombia es el siguiente:

La formación de los Hermanos aborda diferentes aspectos de la dimensión humana, cristiana y franciscana, este proceso se describe con detalle en el siguiente documento: